Con el proceso de la reapertura económica, muchos se estarán preguntando si se deben tomar acciones ambientales para poder trabajar en están nueva normalidad. La respuesta corta es SÍ. Con el fin de evitar los contagios de Covid-19, es importante que los centros de trabajo y locales abiertos al público implementen una serie de protocolos con base en las directrices que la ley establece. Estos lineamientos no solo incluyen temas relacionados con salud y seguridad ocupacional, sino también deben incluir aquellos que ha emitido el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el fin de lograr regresar a nuestra vida cotidiana de una forma segura y responsable.

En primer lugar es importante aclarar cuál es la relación de los temas ambientales con el nuevo coronavirus, y es que existe una estrecha relación entre el ambiente y la salud humana. La propagación de las enfermedades muchas veces está relacionada con el cambio climático, el manejo de desechos y la contaminación de las aguas, entre otros. Según lo ha establecido el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUD), durante la actual pandemia se está produciendo una gran cantidad de desechos como guantes, mascarillas o materiales de protección que se encuentran infectados. Por esta razón se deben tomar medidas que tiendan a proteger al ambiente de la contaminación del virus, pues a través de éste se puede propagar la enfermedad.

Derivado de ello, el MARN emitió una “Guía práctica para el manejo de residuos y desechos sólidos comunes ante la pandemia Covid-19” que establece cómo debe darse adecuadamente la separación de los desechos sólidos para lograr evitar la transmisión del virus y afectar a la salud humana.  Esta guía aplica no solo para los desechos comunes, sino también para su recolección y transporte, tanto del hogar como de los comercios, la industria, actividades de servicios, agrícolas, pecuarias, hospitalarias y otras. 

Entre las disposiciones que establece se habla sobre una separación y embalaje específico que busque evitar mayores contagios a las personas.  Para ello establece algunas recomendaciones, como las siguientes:

  • Ubicar las mascarillas y guantes en recipientes especiales, adecuadamente identificados
  • Desinfección continua del bote de basura
  • Separación y desinfección de las bolsas correspondientes previo a su entrega para recolección

Por tanto, los procesos de reapertura de los negocios deberán cumplir con la normativa que se ha emitido para contrarrestar el riesgo de contagio, pero además con toda la regulación que en materia ambiental existe para prevenir otros riesgos de tipo ambiental.

Entradas recientes

blog-legal

¿Cómo se gestiona la salud y seguridad ocupacional en el teletrabajo?

En el Boletín Laboral de AMCHAM, Workplace, te damos a conocer algunos aspectos esenciales para gestionar…

Ver más  

blog-legal

Construyendo el andamiaje legal en SSO

En colaboración con Cámara de Industria de Guatemala, hemos tenido la oportunidad de exponer algunas reflexiones…

Ver más  

articulo

Salud, seguridad y retorno laboral: una política empresarial sostenible

En este artículo se resalta la importancia de implementar políticas de cumplimiento empresarial, para que la…

Ver más  

ALIMENTOS

Industria alimentaria y COVID-19

La pandemia por SARS COV-2 ha marcado un desafío sin precedentes en nuestro país y su…

Ver más